¿Cómo aliviar la tortícolis aguda?

Tortícolis

¿Cómo aliviar la tortícolis aguda?

Seguramente alguna vez a lo largo de tu vida te has levantado una mañana y te has dado cuenta de que no eres capaz de mover cuello y que, cuando lo intentas, sientes un dolor muy agudo. Esta situación es la que se conoce como tortícolis y tiene su razón de ser, en la mayoría de los casos, en una mala postura al dormir. 

En concreto, la tortícolis se trata de una contracción muscular involuntaria de la zona de la columna vertebral cervical, donde se encuentran el esternocleidomastoideo, el trapecio y el deltoide. Estos músculos del cuello se contraen de forma repentina, lo que provoca rigidez e hinchazón en la zona cervical. No es una dolencia preocupante, pero es muy molesta y limita por completo nuestros movimientos.

Este espasmo de origen inflamatorio o nervioso de los músculos del cuello desaparece pasadas 48 o 72 horas de manera natural. No obstante, hasta que desaparece tenemos que soportar un dolor muy agudo en el cuello que solo podremos aguantar si estamos completamente quietos y nos movemos como si fuéramos robots. 

La tortícolis tiene diferentes grados. En algunos casos se podrá mover el cuello hacia un lado pero no hacia el otro y, en otras, el músculo estará tan contraído que no se podrá mover en ninguna dirección. Aunque la principal causa sea la mala postura al dormir, existen muchas otras, como la herencia genética, el estrés, la fatiga y las posturas viciosas. 

 

5 tratamientos efectivos para la tortícolis

Para evitar que aparezca la tortícolis es muy importante cuidar la postura corporal, sobre todo al dormir; no mantener posturas forzadas en el día a día ni hacer movimientos bruscos; hacer ejercicios de relajación a diario para destensar nuestros músculos; y hacer estiramientos en la zona cervical. Si la tortícolis ya se ha apoderado de tu cuerpo, esta es la forma de tratarla: 

  • En primer lugar, es muy importante aplicar calor sobre la zona afectada. Se pueden utilizar mantas eléctricas o compresas de calor durante 20 minutos para favorecer la relajación del músculo.
  • Además, es muy beneficioso aplicar masajes desde el hombro hasta las orejas, pasando por la nuca y la cabeza. Ten cuidado con aplicar demasiada fuerza, al final será contraproducente.
  • Realiza estiramientos en la zona cervical. Te va a doler, pero debes hacerlo de forma progresiva para evitar el entumecimiento. Si el dolor te lo permite, es aconsejable mover la cabeza durante 10 segundos haciendo círculos, así como estirar el cuello de un lado y de otro durante 30 segundos.
  • Evita el estrés y las posturas viciosas que adoptamos cuando usamos el móvil o el ordenador. Tener la cabeza agachada no es natural y, a la larga, perjudicará tus cervicales. Además, debes evitar usar almohadas demasiado altas o demasiado bajas.
  • Acude al médico para que te recete analgésicos o antiinflamatorios. Los relajantes musculares te ayudarán a sobrellevar el dolor pero, si no sigues estas recomendaciones, la tortícolis volverá a aparecer y cada vez de forma más intensa, pudiendo llegar a convertirse en una hernia cervical.

Desde Fisiocrem te recomendamos usar Fisiocrem Spray Active Ice, una solución efectiva diseñada para aliviar el dolor proporcionando un efecto frío en el momento. Podrás lidiar con el malestar que genera la tortícolis gracias a su fácil aplicación en spray. Pulveriza Active Ice sobre la piel intacta durante 2 o 5 segundos a una distancia de unos 20 centímetros y haciendo movimientos circulares. Puedes aplicarlo las veces que creas necesarias una vez pasado el efecto de la anterior aplicación. 

Fisiocrem