¿Cómo quitar los moretones de forma natural?

Eliminar moretones

¿Cómo quitar los moretones de forma natural?

Moratón, moretón, hematoma. Da igual cómo lo llamemos, lo importante es saber qué es y cómo afecta a nuestro organismo. Los moratones son manchas en la piel moradas, amarillentas, verdosas o marrones que surgen por una acumulación de sangre en una zona determinada. Esta marca surge por la rotura de los vasos sanguíneos tras una lesión. Estos dejan salir la sangre sin llegar a la superficie, acumulandose debajo de la dermis. 

Los hematomas no suelen ser un problema de salud fuerte, ya que, por lo general, aparecen por una caída, algún golpe, comprensión en la zona afectada, caídas mientras se practica deporte, accidentes de tráfico, como consecuencia de la extracción de sangre o el uso de terapias con ventosa. No obstante, producen dolor, inflamación y cambio de color de la piel, que varía con el paso del tiempo a medida que la sangre se va descoagulando.

 

10 remedios caseros para los golpes

Como hemos señalado, los moratones no son más que sangre atrapada debajo de la superficie cutánea a causa de la rotura de pequeños vasos sanguíneos. Aunque son muy notorios y antiestéticos, suelen desaparecer con el paso de los días. Para acelerar su desaparición y aliviar el dolor y la inflamación que provocan, existen una serie de remedios caseros para los golpes. ¡Te los contamos!

  • Hielo, compresas frías o tibias. El frío contrae los vasos sanguíneos y ayuda a adormecer la zona, reduciendo la inflamación y el dolor. La mejor forma de aplicarlo es usando un trapo o compresa para no quemar la piel. ¡Ojo! Si tienes herida, nunca pongas en práctica este remedio.
  • Romero: Esta hierba tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Utilizarlo con agua tibia ayuda a activar la circulación y a absorber la sangre que se encuentra acumulada, disminuyendo el dolor. La mejor opción es llenar la bañera y echar unas gotas de romero. Lo demás es relajarse.
  • Pomada casera de árnica: Se necesitan 10 ml de parafina líquida o cera de abeja derretida en baño maría y 10 ml de aceite esencial de árnica. Tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias gracias a su alto contenido en helenalina y dihidrohelenalina, entre otras sustancias. Mezcla los ingredientes y masajea la zona suavemente con este antiinflamatorio natural. ¡Notarás la diferencia!
  • Aloe Vera: También conocido como sábila, es un remedio natural con una gran tradición medicinal. Su componente en acíbar le confiere propiedades antiinflamatorias y regeneradoras. Lo mejor es extraer la sustancia de la planta y aplicarla sobre la zona afectada tres veces al día. Si lo congelas y lo aplicas con una compresa será doblemente efectivo.
  • Vinagre de manzana diluido con agua. Este remedio natural te ayudará a mejorar la circulación sanguínea. Aplícalo con una gasa o con algodón y masajea ligeramente la superficie de la piel para que la sangre se descoagule.
  • Sal y limón. Esta combinación de ingredientes te ayudará a aliviar las molestias y a disminuir la inflamación. Es muy efectivo aplicar la mezcla como un cataplasma en la zona del golpe. La sal absorbe el líquido intercelular, lo que ayuda a disminuir la inflamación y a aliviar el dolor.
  • Harpagófito. Esta planta natural de África posee diversas propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Entre estas propiedades destacan su principio antiinflamatorio, su capacidad  analgésica y la propiedad antiespasmódica que posee. Esto hace de esta herbácea un remedio natural para los golpes.
  • Perejil: Esta planta herbácea contiene eugenol, un aceite con propiedades analgésicas e inflamatorias que ayuda a reducir el hinchazón. Lo mejor es machacarlo para obtener este aceite y aplicarlo directamente sobre el hematoma.
  • Ginkgo. Esta planta más conocida como Ginkgo biloba, es muy reconocida en la medicina oriental, ya que posee multitud de propiedades beneficiosas para el ser humano, entre ellas, destacamos el alivio del dolor y pesadez en las piernas, mejora la circulación sanguínea y es un buen antioxidante.
  • Caléndula y Hamamelis: La primera es una planta utilizada para afecciones dermatológicas y tiene efectos antiinflamatorios porque contiene flavonoides, que protegen la piel frente a agentes externos. La segunda, la hamamelis, es una planta de origen asiático que tiene la capacidad de desinflamar y aliviar el dolor después de un golpe. Se puede hacer una infusión y aplicar con un algodón o gasa sobre el moratón.

Además de estos remedios caseros para los moratones, puedes aplicarte Fisiocrem Roll-on Golpix, un roll-on con Árnica, Harpagofito y Ginkgo. Además su roll-on metálico produce una agradable sensación de frescor en la piel que calma y reconforta. Este producto se debe aplicar suavemente en la zona deseada tantas veces como sea necesario y puedes llevar contigo a cualquier parte.

Asimismo, es un producto resistente a altas y a bajas temperaturas, no es pegajoso, aporta una sensación de frescor inmediata y es apto para niños a partir de los 0 meses. Fisiocrem Golpix te aportará a ti y a toda tu familia una agradable sensación de bienestar en la piel.

 

Fisiocrem