PATOLOGÍAS FUNCIONALES: ¿ME HE PROVOCADO LA LESIÓN YO MISMO?

PATOLOGÍAS FUNCIONALES

PATOLOGÍAS FUNCIONALES: ¿ME HE PROVOCADO LA LESIÓN YO MISMO?

Las patologías funcionales se generan por muchos motivos diferentes, pero hay 2 que son especialmente importantes:

  • La actividad que desarrollamos (trabajo, afición, deporte...)
  • El estado de las estructuras anatómicas (articulaciones, músculos, tendones...)

La actividad que una persona realiza puede ser más o menos lesiva en función de la exigencia de los movimientos del cuerpo que requiera. Hace poco hablábamos de las lesiones de muñeca asociadas al uso del ordenador, otro ejemplo pueden ser las personas que trabajan en cadenas de montaje o deportistas que repiten un movimiento concreto muchas veces, como un tenista.

Por otro lado, nuestro cuerpo tiene ciertas capacidades físicas asociadas: elasticidad, flexibilidad, resistencia… si superamos estas capacidades podemos generar riesgo para estas estructuras. Si nos quedamos por debajo en muchas ocasiones aparece la atrofia de las mismas que también puede llevar a lesiones.

Mantener un equilibrio correcto entre estos dos factores será la clave para prevenir la aparición de estas lesiones o recuperarlas en caso de que ya estén instauradas.

Llegados a este punto es imprescindible ser conscientes de los gestos o posturas que realizamos y que pueden llevar a la aparición de molestias. En caso de que no sean correctos es necesario modificar estos hábitos y hacernos automasajes, con la ayuda de un profesional si es necesario, para que la ejecución de estas actividades se mantenga dentro de un margen de seguridad.

En este perfil de patologías la implicación de uno mismo es la base del éxito, los profesionales sanitarios pueden ser el vehículo para lograr una rápida recuperación, pero es la propia persona la que evitará que se pueda reproducir con posterioridad.

Recordad tener a mano una crema como Fisiocrem que os ayudará a paliar las molestias mediante la aplicación de un suave masaje en la zona hasta su total absorción

JORDI BERTRAN
Fisioterapeuta