EL PORQUÉ DE LAS LUMBALGIAS Y CÓMO PREVENIRLAS

Lumbalgias

EL PORQUÉ DE LAS LUMBALGIAS Y CÓMO PREVENIRLAS

Un alto porcentaje de gente que ahora está leyendo este artículo de nuestro blog ha sufrido dolor en la zona lumbar alguna vez en su vida. Hemos de considerar que cuando hablamos de lumbalgia es un síntoma, no una patología como tal.


Un alto porcentaje de las lumbalgias que se producen son inespecíficas y/o pueden estar relacionadas a diversas lesiones o patologías que, conjuntamente, pueden provocar esa lumbalgia.

Cuando hablamos de patología, podemos referirnos a daños estructurales, como puede ser un “desgaste” a nivel de las articulaciones de las vértebras, una deshidratación del disco intervertebral provocando una disminución del espacio interdiscal, una hernia oprotrusión de disco intervertebral, provocada por un aumento de presión con la consecuente rotura de fibras y huida del núcleo pulposo que puede generar compresión en diversas estructuras generando ese dolor. Situaciones inespecíficas o no estructurales como contracturas musculares (musculatura no especifica de las lumbares), provocadas por un esfuerzo intenso en un corto periodo de tiempo. Limitaciones de movimiento en articulaciones (caderas, sacroilíacas, vértebras dorsales bajas) que generen un dolor inespecífico en zona lumbar, entre otras.

Es importante prevenir posibles episodios teniendo conciencia de una correcta higiene postural , la realización de actividad física moderada, en caso de deporte una correcta ejecución de dicho ejercicio y si debido a nuestro trabajo o práctica deportiva, está descrito el riesgo de sufrir lumbalgia tener en cuenta ciertos ejercicios de refuerzo y movilidad articular.

Si ya hemos tenido algún episodio de lumbalgia de más o menos gravedad tendremos especial atención a la repetición del gesto que nos lo provocó además de lo anteriormente mencionado.

Si quieres evitar las lumbalgias, no desesperes, toma consciencia, refuerza y muévete.

BERNARD BORONAT
Fisioterapeuta