Plantas antiinflamatorias, el remedio natural

Hierbas Antiinflamatorias

Plantas antiinflamatorias, el remedio natural

La piel es el tejido más expuesto a los agentes externos y, por ende, es candidata a sufrir diferentes daños. De hecho, cuando nos damos un golpe, es la primera afectada y, en ocasiones, esos golpes pueden derivar en un hinchazón y en un hematoma. Para aliviar esto síntomas, existen diferentes plantas que actúan como antiinflamatorios naturales y que serán grandes aliados para cuidar la salud de nuestra piel y la de toda la familia. ¡Te contamos cuáles son las mejores!

 

Los beneficios de los antiinflamatorios naturales

No solo los adultos nos golpeamos, los más pequeños de la casa son los más propensos a sufrirlos ya que empiezan a experimentar y, por ejemplo, al empezar a caminar pueden caerse y darse pequeños golpes. Además, son amantes de los juegos y de las aventuras y no hay una infancia feliz sin alguna caída. Por suerte la naturaleza nos brinda múltiples opciones para aliviar los golpes de los más pequeños y los no tan peques. 

Si nos paramos a leer las etiquetas de los productos para el cuidado de la piel y para el tratamiento de inflamaciones, la mayoría de los ingredientes son plantas. La medicina natural es la base de cualquier avance científico y hoy queremos rendirle un homenaje hablando de las principales hierbas antiinflamatorias. ¡Vamos allá!

 

Árnica

Se trata de una planta medicinal utilizada desde el siglo XII y con origen en las montañas centroeuropeas y en Europa del este. Este remedio natural tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias y se suele utilizar para tratar contusiones, contracciones musculares, inflamaciones y esguinces. 

Las flores de la árnica tienen 150 sustancias activas entre las que se encuentran flavonoides, carotenos, resina y aceites esenciales naturales. Además, tiene ácido silícico, un nutriente básico para la formación del tejido y la estructura de la piel, garantizando la retención de agua suficiente para el mantenimiento de las células. En este sentido, la árnica es perfecta para la regeneración del tejido conjuntivo tras lesiones, golpes o contusiones. 

 

Harpagofito

Esta planta también es conocida como “garra del diablo” y pertenece a la familia de los Pedaliaceae, propia de las regiones de Sudáfrica. En griego significa “arpón vegetal” haciendo referencia a la forma de garfios de sus frutos. 

Entre los múltiples beneficios que tiene para la salud, debemos destacar que funciona como un antiinflamatorio natural y un analgésico, ya que la raíz del harpagofito está compuesta por iridoides, que a su vez incluyen harpagosidos y harpágidos, que contienen estas propiedades. 

Desde su descubrimiento, el harpagofito se usa como un remedio natural para dolores articulares y musculares. Además, aporta bienestar a la piel, alivia el dolor y la hinchazón por golpe o traumatismo; reduce la inflamación y  mejora el movimiento de músculos y articulaciones. 

 

Ginkgo

Es un árbol milenario de hoja caduca que encuentra su origen en China. Es un gran antioxidante y contiene flavonoides, por lo que beneficia la circulación. No obstante, su uso principal se centra en calmar la piel. De hecho, la protege del sol, le aporta luminosidad, la reafirma y la rejuvenece. Tanto es así que se le conoce como “el árbol de la eterna juventud”.

Asimismo, es idóneo para curar cicatrices, estrías y acné, aportando un mejor aspecto a la piel. Su alto contenido en bioflavonoides mejora la microcirculación cutánea, manteniendo las células de la piel rejuvenecidas. Además, tiene acción antioxidante, descongestiva y calmante, por lo que es un remedio natural perfecto para aliviar dolores a causa de golpes. 

 

Otras plantas antiinflamatorias

Además de estos tres antiinflamatorios naturales, muy eficaces frente a golpes en la piel, existen otras muchas plantas que aportan grandes beneficios sobre la piel. Algunas de ellas son: 

  • Aloe Vera: Probablemente sea una de las plantas que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de cuidados de la piel. Tiene múltiples beneficios curativos para el cuerpo, puesto que contiene muchas vitaminas y minerales. El aloe se puede aplicar directamente sobre la piel para hidratarla y nutrirla. 


 

  • Caléndula: Es una hierba calmante que estimula la cicatrización de la piel. Se puede tomar en infusión o disolver para luego aplicar en rozaduras, heridas o golpes en la piel. En crema ayuda a tratar eccemas, erupciones o irritaciones de la piel. Tiene altos niveles de carotenoides que curan la piel dañada.


 

  • Pensamiento salvaje o viola tricolor: Tiene propiedades antiinflamatorias por lo que es una hierba muy utilizada para el tratamiento de afecciones de piel. Se puede aplicar en aceite, crema o como una cataplasma a partir de la infusión de las flores.


 

  • Manzanilla: Además de actuar como un calmante, esta hierba es antiinflamatoria y ayuda a aliviar la piel ante quemaduras solares, urticarias o erupciones. Asimismo, ayuda a aliviar el hinchazón.


 

  • Lavanda: Es una planta muy versátil gracias a sus propiedades calmantes, antiinflamatorias y antisépticas. Se puede usar en aceites, en infusiones frías o en geles y cremas para ayudar a calmar erupciones, rojeces, eccemas y quemaduras del sol. Sus propiedades antiinflamatorias alivian la piel irritada y manchada y ayuda a la recuperación de las heridas y elimina las cicatrices. También ayuda a aliviar el dolor localizado.


 

No obstante, no siempre es posible tener a mano estos remedios naturales. Por eso, desde Fisiocrem hemos creado Fisiocrem Golpix, un producto elaborado a partir de Árnica, Harpagofito y Ginkgo que, gracias a su formato Roll-On y a su tamaño es perfecto para llevar en el bolso y aplicarlo de una forma sencilla cuando los pequeños de la casa se golpeen en el parque o durante una aventura en familia. 


 

Este producto aporta frescor, deja la piel suave y nada pegajosa y, además, es apto para niños a partir de 0 años. Papis, podéis estar tranquilos, está testado bajo control dermatológico y pediátrico y será muy eficaz para calmar y refrescar la zona dolorida tanto de vuestros hijos como vuestra. Toda la familia sentirá una gran sensación de bienestar durante todo el año, ya que resiste a las altas temperaturas, evitando que se derrita en verano, y a las bajas, evitando que se endurezca en invierno. 


 

¡Cuida tu piel y la de los tuyos con Fisiocrem Golpix!


 

Fisiocrem
Fisiocrem