Cómo aliviar la fatiga muscular de las piernas.

Cómo aliviar la fatiga muscular de las piernas

Cómo aliviar la fatiga muscular de las piernas.

Cansancio, dolor, tirantez, pesadez e incluso hinchazón son algunos de los síntomas de la fatiga muscular en las piernas. El también llamado síndrome de piernas cansadas es una patología vascular que se debe a una insuficiencia en el retorno venoso de la circulación de la sangre. Como consecuencia se produce una dilatación venosa lo que provoca que haya un estancamiento de la sangre y se filtre líquido en los tejidos.

 

La fatiga muscular en las piernas es mucho más común en mujeres que en hombres, de hecho, una de cada dos mujeres sufre esta patología alguna vez en su vida. Además, también son propensas a tener este síndrome personas con problemas de sobrepeso u obesidad, de hábitos sedentarios o que pasen mucho tiempo de pie. También es común entre aquellas personas con hipertensión o problemas de circulación.

 

Otra causa de la fatiga muscular puede ser el exceso de deporte o desgaste de las fibras musculares. Muchos deportistas someten a su cuerpo a un intenso esfuerzo muscular, llegando a veces al límite de sus fuerzas y a un cansancio excesivo. Sea la causa que sea, en este post vamos a contar algunos remedios para prevenir y reducir la fatiga muscular en las piernas.

 

Remedios para prevenir y aliviar el cansancio muscular en las piernas.

  • Cuida tu peso: Mantén tu peso dentro de unos límites normales en función de tu talla y complexión. Procura seguir una dieta baja en calorías y rica en fibra. Además, evita abusar de la sal, ya que el exceso de la misma ayuda a retener líquidos y a empeorar la circulación. Evita también el consumo de alcohol, refrescos azucarados, alimentos fritos o procesados. Cuidar tu peso es uno de los factores más importantes para prevenir o aliviar la fatiga muscular en las piernas.

 

  • Haz ejercicio: Es preferible hacer algún tipo de ejercicio al día durante al menos 30 o 60 minutos. El objetivo es mover las piernas y ayudar a mejorar la circulación en ellas. Por eso, debes estimular la movilidad en ellas con ejercicios que conlleven al menos caminar todos los días, nadar o pedalear. Actividades como el yoga y pilates también son favorables para reducir la fatiga muscular en las piernas.

 

  • No utilizar ropa ajustada: No usar ropa ajustada, así como calcetines que aprieten los tobillos o pantalones que ciñen la cintura. Lo mejor es usar ropa cómoda y floja que permita que la piel transpire. Lo mismo pasa con el calzado, usar siempre calzado cómodo, ancho y preferiblemente cerrado.

 

  • Elevar las piernas: Cambiar pequeñas costumbres o rutinas como tener las piernas en alto cuando estés sentado en casa o elevar las piernas por encima del corazón, al menos 10-30 minutos al día, puede ayudarte a mejorar la circulación en las piernas y por lo tanto a prevenir o aliviar la fatiga muscular en ellas.

 

  • Evitar el calor: Poner tus piernas cerca de fuentes de calor como estufas, radiadores o incluso exponerlas durante mucho tiempo al sol, puede ayudar a empeorar su circulación. El frío le favorece más que el calor. De hecho, es recomendable darse inmersiones en agua fría o incluso alternando agua fría y caliente. Esto disminuye la fatiga muscular en las piernas y acelera el proceso de recuperación tras hacer ejercicio. También está demostrado que reduce el dolor y mejora la calidad del sueño.

 

  • Medias de compresión: Está demostrado que utilizar este tipo de medias tras hacer ejercicio reduce el dolor muscular,  mejora la potencia y la agilidad muscular. Si se usa durante el ejercicio puede mejorar el rendimiento muscular.

 

  • Masajes drenantes con cremas: Es una de las técnicas más usadas en las terapias físicas. Tiene una acción antiinflamatoria, favorece la relajación muscular, reduce el estrés y mejora la función inmune del organismo. Es importante combinar este masaje drenante con una crema adecuada para combatir la fatiga muscular en las piernas como Fisiocrem Gel Active. Fisiocrem Gel Active contiene ingredientes naturales como Árnica, Caléndula, Hypericum y Melaleuca, plantas tradicionalmente conocidas por su efecto antiinflamatorio y analgésico. Además de relajar los músculos, evita tener lesiones y ayuda en tus esfuerzos rutinarios.

 

  • Descansar 8 horas: Descansar 8 horas al día es fundamental para que tus músculos se regeneren y reposen.

 

  • Hidratación: Es fundamental mantenerse hidratado para favorecer la circulación y reducir el cansancio muscular en las piernas.  
Fisiocrem
Fisiocrem