Remedios para los dolores musculares producidos por ansiedad

Dolores musculares por ansiedad

Remedios para los dolores musculares producidos por ansiedad

¿Te sientes agobiado por el estado de confinamiento? Es totalmente normal. Esta situación puede provocar miedo, ansiedad y desesperación por múltiples motivos: no poder salir, enfermar y que enfermen tus seres queridos, la gran cantidad de noticias que recibimos, etc. El estrés y la ansiedad son causa de que tengamos dolores musculares. Aunque no expresamos las emociones, estas se alojan en nuestro cuerpo, acumulando tensión.

A veces, los dolores musculares por estrés pueden ser instantáneos. Cuando nos encontramos en una situación negativa tendemos, por ejemplo, a apretar la mandíbula al igual que los músculos del cuello. Como hemos mencionado, estas tensiones se acumulan y pueden convertirse en algo crónico, manteniendo un estado de tensión y dolor constante, tanto a nivel muscular como mental. 

Para evitar la acumulación y los síntomas de estrés y ansiedad y que esto nos provoque dolores musculares, te vamos a dar una serie de recomendaciones que serán muy positivas, tanto mental como físicamente. Añádelas a tu rutina diaria y notarás grandes mejoras. ¡Te las contamos!

4 consejos clave para relajar la mente y el cuerpo

Para estos días es muy importante mantener una actitud positiva y no dejarnos llevar por emociones que nos pueden causar estrés y miedos. Sigue estos sencillos consejos en tu día a día: 

  • La respiración y tu cuerpo

Parece una tontería, pero la relajación muscular te ayudará a sentir que desaparece la tensión de tu cuerpo. Solo te tomará unos minutos y puedes hacerlo en cualquier sitio. En yoga, es habitual estar tumbado boca arriba en una esterilla con los brazos extendidos y las piernas un poco abiertas. 

Respira profundamente por la nariz y exhala por la boca. Se trata de sentir como una de las partes de tu cuerpo se contraen para relajarse y liberarse. Empieza por los pies, aprétandolos fuerte durante unos segundos y suéltalos. Sigue con las piernas, glúteos, espalda hasta llegar a la zona de los hombros y cuello. Esta zona es una de las que más tensión acumula. Continúa por la cara y la mandíbula. Puedes repetirlo varias veces. Notarás un alivio al instante de la presión. 

  • Escribir

Escribir es una buena opción de manejar la ansiedad de forma constructiva, gracias a la escritura terapéutica. Sorprendentemente, escribir puede hacerte sentir mejor, ya que logramos darle forma al malestar mediante el texto. Tiene muchas ventajas más, como la expresión de las emociones retenidas, un aumento de la sensación de bienestar, motivas la creatividad y hasta el autoconocimiento

Primeramente, ordena tus pensamientos, la mente tiene que asignar un significado a los acontecimientos para que pueda llegar a un estado de relajación. Tras esto, coge papel y lápiz y a escribir. Puedes preguntarte  cuánto tiempo llevas sintiéndote así e intenta que conecte con otros aspectos de tu vida. No hace falta que te pares para fijarte en la ortografía y la sintaxis, tienes que entenderlo tú y te tiene que servir a ti. Liberarás tensiones y miedos en forma de palabras.

  • Escucha música

Ponerte música durante el día o antes de ir a dormir, te ayudará a mejorar la calidad de vida. Da igual el estilo de música que te gusta, pero puede llegar a incidir sobre tu cerebro de forma muy positiva. Esta envía estímulos que favorecen la relajación, reduce el ritmo del corazón y destensa los músculos. Puedes ponerte música incluso trabajando, hay personas que llegan a ser más productivas, mejorando incluso su concentración.

  • Haz ejercicio regularmente

Hacer 30 minutos diarios te ayudará a reducir el nivel de estrés y sentirte más relajada. Practicar ejercicio con asiduidad nos genera una sensación de felicidad, relajación y bienestar.  Además, con una dieta saludable, podrás combatir otras enfermedades, aumentar la energía y ponerte en forma. ¡Todo ventajas!

Además de hacer ejercicio, puedes usar Fisiocrem Gel Active que preparará tus músculos y ligamentos y te ayudará a evitar lesiones. Contiene extractos naturales de Caléndula, Hypericum, Árnica y Melaleuca, plantas conocidas por su efecto antiinflamatorio.  Una pequeña cantidad de este remedio junto con un masaje, te ayudará a relajar los músculos y te hará sentir como nuevo.

 

Fisiocrem