Aprende cómo prevenir el dolor de rodilla

Dolor de rodilla

Aprende cómo prevenir el dolor de rodilla

Una de las quejas más frecuentes es “me duele la rodilla”. Esta dolencia es muy común en todas las edades de la población por múltiples factores. No obstante, ¿sabemos realmente cuáles son las causas del dolor de rodilla?, ¿cómo se previene el desgaste en esta articulación? Es este post te lo contamos todo sobre el dolor de rodilla. ¡Vuelve a disfrutar de los movimientos!

Dolor de rodilla: causas

Existen determinadas enfermedades como la artrosis o la gota, que afectan directamente a las articulaciones y, más concretamente, a la rodilla. No obstante existen otros motivos para la aparición de esta molestia, que en la mayoría de los casos es leve. Por ejemplo, si eres deportista, es normal que puedas sentir esta dolencia a causa de un desgaste en el cartílago de la rodilla. Otras causas pueden ser:

Vida sedentaria. No realizar actividad física a diario puede desembocar en múltiples problemas de salud. Además, esto va ligado a una falta de flexibilidad o fuerza muscular, muy necesarias para estabilizar y proteger las articulaciones y para ayudar a lograr mayor amplitud en los movimientos. 

 

  • Sobrepeso. Tener unos kilos de más provoca que la exigencia sobre las articulaciones de las rodillas sea mayor. Si esto ocurre, cualquier actividad que se realice en día a día puede suponer todo un reto. No cuidar este aspecto puede derivar en artrosis o rotura del cartílago articular.
  • Envejecimiento. Con el paso de los años, las articulaciones se van desgastando. Asimismo, el componente genético o factor hereditario puede tener un peso considerable sobre esta dolencia.
  • Practicar determinados deportes. Hay determinados deportes que requieren mayor trabajo de las rodillas, como el esquí, el snowboard, el fútbol o el baloncesto. Todo el impacto recae sobre las rodillas y esto puede derivar en pequeños desgastes e incluso en lesiones.
  • Agacharse mal. Cuidar y controlar las posturas de nuestro cuerpo es fundamental. Ahora que hay más tiempo para disfrutar de los más pequeños de la casa, es importante cuidar los movimientos y procurar agacharse de forma correcta. Los movimientos bruscos pueden dañar tus articulaciones.
  • Hacer ejercicio en casa sin control sobre los movimientos. Vale que te quieras poner en forma, pero no vale cualquier método. Hacer movimientos bruscos al hacer ejercicio y no conocer las posturas adecuadas puede acarrear dolor de rodilla.

Todas estas malas prácticas se manifiestan en el cuerpo y en la rodilla en forma de inflamación y rigidez; enrojecimiento; debilidad y sensación de inestabilidad; chasquidos o crujidos; e imposibilidad de estirar por completo la pierna. ¿Quieres saber cómo prevenir todos estos síntomas? ¡Sigue leyendo!


 

Prevenir el desgaste del cartílago de la rodilla

 

La mayoría de las dolencias que ocurren en la rodilla se pueden solucionar siguiendo unas determinadas pautas de cuidado personal. Los siguientes consejos te ayudarán a prevenir lesiones y el desgaste del cartílago de la rodilla. ¡Toma nota!

  • Haz ejercicio diario. De esta forma estarás previniendo el sobre peso y estarás mejorando la fortaleza y la flexibilidad de tus músculos y articulaciones. Pon el foco de atención en los músculos de la parte delantera y posterior de la pierna.
  • Ten higiene postural. Piensa cada vez que quieras hacer un movimiento, aunque sea agacharte para coger un objeto. Si realizas trabajo de campo o con esfuerzo, debes tener especial cuidado, ya que sobre las articulaciones recae todo el peso de nuestro cuerpo y es importante mantenerlas sanas.
  • Intenta evitar los deportes de más riesgo para el dolor de rodilla como correr, esquiar o jugar al fútbol. Ya hemos visto en las causas que las rodillas sufren todo el impacto de los golpes y movimientos bruscos.
  • Elige un calzado de calidad. Las posturas y el cuidado de los pies influyen mucho en el dolor de rodilla. Por eso, es importante usar zapatos cómodos que ayuden a promover la alineación de las articulaciones en las extremidades inferiores.
  • Ayúdate con Fisiocrem Músculos y Articulaciones. Este complemento alimenticio ayuda a cuidar  tus articulaciones gracias a su composición con  magnesio, esencial para el funcionamiento de los músculos y el mantenimiento de los huesos, y ácido hialurónico, glucosamina y condroitina que le aportan elasticidad y consistencia a la articulación a la vez que mejoran la lubricación.   Asimismo, contiene colágeno, una sustancia que se encuentra de forma natural en los cartílagos, los huesos y la piel que los mantiene fuertes y flexibles.
Fisiocrem