Dolor muscular generalizado: causas y cómo prevenirlo

Dolor muscular generalizado: causas y remedios

Dolor muscular generalizado: causas y cómo prevenirlo

Los dolores musculares por todo el cuerpo se producen de forma más común de lo que pensamos. Además, no siempre se dan en personas de edad avanzada.

En muchas ocasiones, la aparición de esta dolencia es consecuencia de una tensión o sobrecarga de los músculos. Ten en cuenta que esta situación puede provocar que se desencadenen otras patologías de mayor gravedad.

En este artículo, te revelamos cuáles son las principales causas del dolor muscular generalizado y cómo podemos prevenirlo para evitar patologías futuras.

A qué se pueden deber los dolores musculares por todo el cuerpo

Las causas que provocan esta situación son las siguientes:

  • Lesión tras realizar cualquier tipo de actividad o esfuerzo físico.
  • Sobrecarga por no respetar correctamente los periodos de descanso.
  • Estrés y nerviosismo.
  • Desequilibrios en los electrolitos. Algunas personas carecen de minerales como el calcio o potasio. Esto provoca dolor en los músculos.
  • Con el paso de los años se produce una pérdida de masa muscular. La sarcopenia consiste en una degeneración de los músculos que disminuye significativamente el nivel de fuerza.
  • Los resfriados son infecciones que pueden desencadenar dolor muscular por todo el cuerpo.

En general, los tipos de dolor en los músculos pueden dividirse en dos categorías: los causados por actividad física, y los que se producen por cualquier otro motivo no relacionado con esfuerzos, como un resfriado o la pérdida de masa muscular por el paso de los años.

Síntomas del dolor muscular generalizado

Respecto a los síntomas que podemos sentir, los más frecuentes suelen ser:

  • Dolores con sensación punzante.
  • Rigidez en los músculos.
  • Sensación de hormigueo e incluso de ardor.
  • Inflamación en algunas zonas.
  • Dificultad o imposibilidad de ejecutar ciertos movimientos.

Cómo podemos prevenir los dolores musculares

Existe una gran cantidad de factores que debemos tener en cuenta para prevenir la aparición de estas molestias en todo el cuerpo. ¿Te gustaría descubrir cuáles son?

Descansar de los entrenamientos

En caso de que sobreesfuerces los músculos, es muy probable que posteriormente se produzca una lesión y provoque dolores musculares por todo el cuerpo.

Para que esto no te ocurra, respeta siempre los días de descanso y aprende a escuchar a tu cuerpo.

No te saltes el calentamiento

A veces, tenemos algo de prisa y decidimos saltarnos el calentamiento, puesto que no lo consideramos una parte importante del entrenamiento. Esto es un grave error.

Siempre que realices cualquier deporte o actividad física, es fundamental que prepares tus músculos. Puedes trotar durante unos minutos y realizar algunos ejercicios dinámicos.

En invierno, recomendamos aplicar un gel con efecto calor, para ayudar a calentar tus músculos con bajas temperaturas.

Estira tu cuerpo

Con los estiramientos suele ocurrir el mismo problema que con el calentamiento. Después de cada sesión, estira correctamente cada parte de tu cuerpo para prevenir un dolor muscular generalizado.

Evitar el ejercicio de alto impacto

Si tienes dolor, lo mejor es evitar durante unos días el ejercicio de alto impacto y los levantamientos de peso. Apuesta por sesiones más suaves.

El yoga es una actividad fantástica para estirar el cuerpo y disminuir la sensación de estrés.

Puedes comenzar a introducir una o dos sesiones semanales en tu rutina, para obtener todos sus beneficios y evitar esa sensación de cansancio muscular.

No descuides la hidratación

Asegúrate de que tus niveles de hidratación son los correctos. Bebe agua durante todo el día y, en caso de que practiques una actividad de alta intensidad y resistencia, lleva una bebida con electrolitos.

6 remedios para aliviar el dolor muscular

A continuación, te proponemos algunos remedios que contribuyen a aliviar el dolor muscular, medidas que proporcionan una sensación de alivio.

  • Aplicación de hielo o frío durante las primeras 24 horas para bajar la inflamación.
  • En ocasiones, también podemos optar por poner calor.
  • La árnica tiene efecto antiinflamatorio, estimula la circulación sanguínea y evita la infección por bacterias cuando se produce una herida o úlcera en la piel.
  • La caléndula es otra planta que contribuye a paliar los dolores musculares. Además, tras su uso en gel o aceites, lograremos aportar mayor hidratación y elasticidad a la piel; por ello, el efecto que proporciona es muy agradable.
  • El aceite de gaulteria es conocido por su efecto analgésico y antiinflamatorio. No se recomienda en mujeres embarazadas o durante el periodo de lactancia.
  • Otro remedio que podemos emplear es el de romero. También es útil para aliviar las contracturas.


 

Una solución rápida y eficaz para preparar los músculos y ligamentos es Fisiocrem Gel Active, cuya fórmula contiene árnica, caléndula, melaleuca e hypericum cuyos beneficios permiten, mediante un masaje en la zona, preparar los músculos y evitar lesiones en los esfuerzos cotidianos o realizando ejercicio físico.

Esperamos que te hayan resultado de utilidad nuestros consejos. Recuerda que mantener en buen estado nuestros músculos es fundamental para evitar que se desencadenen lesiones.

Fisiocrem
Fisiocrem