Evita las contracturas musculares en el cuello durante el teletrabajo

Contracturas musculares

Evita las contracturas musculares en el cuello durante el teletrabajo

Con las medidas impuestas por la crisis sanitaria producida por el Covid-19, muchas empresas han implementado el teletrabajo como norma hasta que sea posible volver a la normalidad, una situación que ha repercutido de forma directa en la aparición de dolores  y contracturas musculares en el cuello pero, ¿por qué?

La razón principal de que se produzcan contracturas musculares en el cuello es no tener una postura adecuada durante el tiempo de teletrabajo. Muchas horas sentados frente a una pantalla de manera incorrecta y con el cuerpo en tensión por culpa del estrés de las tareas laborales es la razón más común. 

La necesidad de habernos tenido que adaptar a trabajar las mismas horas con la misma carga laboral pero fuera de las condiciones ideales para ello, a menudo sin sillas lo suficientemente ergonómicas o mesas poco eficientes para trabajar, también están detrás de la parición de este tipo de molestias.

Conoce qué puedes hacer para reducir los dolores en el cuello durante el teletrabajo

Para ponerle solución, lo recomendable es adecuar la posición que mantenemos al sentarnos, procurando tener la espalda recta y apoyada en el respaldo, ayudándonos de un cojín si es necesario. También es importante hacer recesos de cinco minutos para desconectar y bajar la tensión, así como realizar estiramientos corporales que alivian la rigidez.

Algunos trucos como tener una pelota antiestrés a la que recurrir en los momentos de nervios o colocar la pantalla y el teclado del ordenador de forma estratégica nos pueden ayudar a dificultar que los dolores aparezcan.

Para complementar la medida de los recesos y los estiramientos, practicar algo de deporte de bajo impacto, como pilates o yoga tras finalizar el horario laboral resulta muy beneficioso para ayudar a nuestro cuerpo a reponerse de un largo día de trabajo.

Aplicar algunos productos, como Fisiocrem Spray Active Ice puede contribuir a mejorar la situación de los dolores musculares por contracturas, permitiéndonos trabajar más relajados y cómodos.

Para finalizar, es conveniente masajear ligeramente la zona dolorida, con la presión que nos permita desestresar el foco de tensión sin provocarnos un daño mayor del que tenemos. Si aún así la situación de la molestia no mejora, debemos consultar al fisoterapeuta y priorizar la salud frente a las cuestiones laborales, para poder estar en plena forma.

Fisiocrem