¿Es normal el dolor muscular en el embarazo?

Dolor muscular durante el embarazo

¿Es normal el dolor muscular en el embarazo?

El embarazo es una etapa maravillosa y muy emocionante en la vida de cualquier mujer, pero no es oro todo lo que reluce. A pesar de la ilusión y la felicidad que te aporta saber que vas a traer al mundo una vida, sientes muchos dolores musculares que pueden llegar a ser muy desagradables. 

Durante el periodo de gestación, tu cuerpo va a sufrir muchos cambios a medida que el bebé vaya creciendo. Además de los síntomas propios de este estado, como la fatiga, la acidez o las náuseas, vas a experimentar dolores musculares y articulares. El dolor muscular en el embarazo se suele manifestar en las lumbares, los glúteos, la zona abdominal y las piernas. 

La principal causa de estas molestias es el aumento de carga física. Durante el embarazo es normal aumentar de peso entre 10 y 15 kilos (o más) y esto hace que las articulaciones, los músculos y los ligamentos tengan que soportar esta carga adicional. Además, las hormonas propias del embarazo como la relaxina, aflojan los tejidos del cuello uterino y el suelo pélvico como preparación para el parto, pero también tienen un efecto debilitador sobre los ligamentos de las articulaciones. 

Por otro lado, la adaptación postural también es una de las causas del dolor muscular en el embarazo, ya que el crecimiento del útero modifica el centro de gravedad del cuerpo, obligando a la mujer a curvar la columna. Para aliviar dolores y molestias musculares propias del embarazo es necesario seguir una serie de recomendaciones, además de acudir a las revisiones médicas pertinentes. ¡Te las contamos!

 

Consejos para aliviar el dolor muscular en el embarazo

  • Realiza ejercicio físico: por supuesto que no debes cargar con peso ni hacer esfuerzos, pero el movimiento alivia mucho el dolor, sobre todo en la zona lumbar y en las articulaciones. Realiza caminatas, gimnasia acuática, natación, yoga o ciclismo y, por supuesto, pilates, para reforzar el suelo pélvico.
  • Aplica calor en las zonas en las que sientas dolor. El embarazo se debe disfrutar y para sobrellevar mejor las molestias en los músculos puedes darte un baño caliente o ponerte una bolsa de agua o un cojín caliente en la zona en cuestión.
  • Descansa cuando lo necesites. No lleves un ritmo de vida acelerado durante estos nueve meses. El estrés y las preocupaciones tampoco te ayudarán con tus dolores. Debes tomarte las cosas con calma y necesitas descansar cuerpo y mente de forma habitual.
  • A la hora de dormir, es mejor que duermas de lado con un cojín de lactancia entre las piernas. Esto aliviará los músculos y ligamentos. También es recomendable que uses fajas para aliviar los músculos abdominales y de la zona lumbar.
  • Pide que te hagan pequeños masajes que alivian las molestias. De hecho, es mucho mejor si utilizas algún gel con ingredientes naturales como la Árnica, la Caléndula, el Hypericum o la Melaleuca, ya que son plantas conocidas por su gran efecto antiinflamatorio y analgésico.

Remedios naturales para aliviar el dolor muscular en el embarazo

Durante el embarazo y la lactancia, son muchos los productos que no se pueden tomar por tener contraindicaciones para la madre o para el bebé. No obstante, en al caso de Fisiocrem Gel Active,  se puede usar con total seguridad ya que se trata de una producto apto para mujeres embarazadas e, incluso, apto durante el período de lactancia. Recomendamos aplicar FIsiocrem gel Active con pequeños masajes en la zona afectada, para aliviar estas molestias musculares tan típicas del embarazo.

Fisiocrem